Nuestra historia 1 nivel superior
Relojería de calidad desde 1854
Nuestras raíces se remontan a 1854 en Waterbury, Connecticut, una época en la que el modo en que se hacía algo era tan importante como lo que se hacía.
Nuestra historia Estilo de vida
Nuestra historia Estilo de vida

1854

La Waterbury Clock Company se inaugura en la “ciudad del latón”
Mientras Waterbury bullía con el latón, nosotros añadíamos el ingenio estadounidense a la relojería europea. El resultado fue la producción en masa cuarenta años antes del Modelo T, y un reloj de 6 dólares que casi todo el mundo podía permitirse.

Nuestra historia Estilo de vida 3

1901

El reloj que hizo famoso al dólar
En 1895, 2,27 kg de caramelos costaban 35 centavos, y con un dólar se podía comprar un reloj de bolsillo Yankee. Cuando llegó el nuevo siglo, habíamos vendido más de seis millones de unidades. Incluso a Mark Twain le encantaba.

1914 - 1936

Un giro de muñeca
Fue una idea muy sencilla, pero lo cambió todo. Mover el vástago de las 12 a las 3 en punto, y soldar ganchos en los que sujetar una correa. En 1914, casi todo el mundo había dejado atrás el reloj del bolsillo.

En la Exposición Mundial de Chicago de 1933, se podían ver trenes bala, aeronaves y a Mickey Mouse diciendo la hora. Tres años después, Mickey Mouse se había convertido en el “guardián del tiempo” oficial de dos millones de niños.

Mosaico 4 de “Nuestra historia”
Nuestra historia Estilo de vida 5
Nuestra historia Estilo de vida 5

1950

Ahora, la calidad es asequible
En 1950, aparecieron los relojes de la marca Timex con V-conic, el primer movimiento de reloj de alta calidad producido en masa. A finales de esa década, uno de cada tres relojes vendidos era un Timex.

1958

Takes a Licking and Keeps on Ticking
Hicimos todo lo imaginable para destruir nuestros relojes en televisión en directo cada semana, y probamos que los Timex siguen funcionando contra viento y marea (Takes a Licking and Keeps on Ticking).

1984 - 1992

El favorito indiscutible [o la historia de las ideas brillantes]
En 1984, sacamos el reloj de la línea de meta y lo pusimos en su muñeca para crear el primer reloj deportivo del mundo. TIMEX® IRONMAN® se convirtió en su entrenador, su motivación y un símbolo de su dedicación. Juntos, hemos cruzado ya casi todas las líneas de meta del mundo.

En 1992, La luz nocturna INDIGLO® cambió el rostro del tiempo. Nuestra retroiluminación con luz azul emblemática revolucionó la forma en la que el mundo veía la hora en la oscuridad.

Cuadro de texto de “Nuestra historia”